1. Inicio
  2. /
  3. Consejos Sexuales
  4. /
  5. ¿Tienes vaginismo? Vuelve a disfrutar del sexo con estos consejos

¿Tienes vaginismo? Vuelve a disfrutar del sexo con estos consejos

Mantener relaciones sexuales cuando se tiene una infección o una inflamación vaginal puede ser incómodo. Puede ser frustrante tener una mente dispuesta y un cuerpo que no coopera cada vez que se intentas tener relaciones sexuales. Afortunadamente, saber cómo disfrutar del sexo si tienes vaginismo solo implica conocer tu cuerpo, respetar su estado y estar dispuesta a probar nuevos métodos y estrategias.

¿Qué es el vaginismo y cómo puede afectar a las relaciones sexuales?

El vaginismo es una afección en la que los músculos vaginales de la mujer se contraen cuando algo entra en ella. Esto puede hacer que la penetración sexual sea difícil, si no imposible, en algunas circunstancias. Las causas del vaginismo pueden ser la ansiedad sexual o incluso las infecciones físicas dolorosas. Sea cual sea la causa, las mujeres que padecen vaginismo pueden tener mucha dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales.

Afortunadamente, hay formas de que las mujeres con vaginismo disfruten del sexo. Aunque las vías pueden variar en función de la causa de su afección: una mujer con ansiedad puede necesitar un tratamiento muy diferente al de una mujer con síndrome de ovario poliquístico. Sin embargo, el objetivo final es el mismo: una vida sexual segura y placentera. Sigue leyendo para descubrir si estos consejos pueden ayudarte en tu situación.

5 Consejos para disfrutar del sexo con vaginismo

1. Prueba la terapia sexual

Sí, los terapeutas especializados en trastornos sexuales existen, y algunos tratan a personas que sufren de vaginismo. Puedes buscar en tu zona un terapeuta sexual que pueda ayudarte a tratar tu condición de forma individual.

2. Recurre a la ayuda de dilatadores

Para muchas personas, los dilatadores son un paso importante en su tratamiento del vaginismo. Los dilatadores pueden ayudar a las mujeres a acostumbrarse lentamente a la inserción de objetos. Los dilatadores pueden empezar siendo pequeños y aumentar a partir de ahí, e incluso puedes utilizarlos en la intimidad de tu propio dormitorio.

3. Domina los ejercicios de Kegel

Generalmente, los ejercicios de Kegel se proponen como una posible solución para (casi) todos los problemas sexuales existentes. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a las mujeres con vaginismo a aprender a relajar y tensar totalmente los músculos del suelo pélvico de forma intencionada. Además, estos ejercicios se pueden realizar en cualquier momento y lugar.

4. Intenta el enfoque sensitivo

Puede sonar como un movimiento de karate, pero probar el enfoque sensitivo puede ayudar a las mujeres con vaginismo a disfrutar del sexo. La idea básica es que tú y tu pareja os concentréis en abrazaros y tocaros el uno al otro, y luego vayáis aumentando la intensidad gradualmente.

5. Prueba con la masturbación

La masturbación también puede ser una herramienta poderosa para las mujeres que sufren de vaginismo. Dedicar unos minutos al día a tocarse la zona y alrededores puede ayudar a que el cuerpo se reajuste gradualmente al tacto sexual. Esta terapia también puede combinarse con dilatadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Comparte el post

Horario:
De lunes a viernes: 09h a 22 h.
Sábados y Domingos: 12h a 22h.
Teléfono: 934 143 532
info@santaimasajes.com

Menú