El Kama-Sutra, escrito por el filósofo indio Vatsyayana, se ha convertido en mundialmente famoso por ser considerado (erróneamente) una mera guía de posiciones sexuales (algunas diríamos totalmente irrealizables). El Kama Sutra ha sido bastante distorsionado por la forma en que ha circulado en el mundo occidental: Kama Sutra es en realidad un libro de filosofía sobre ética y estética, con connotaciones sexuales sí, pero nunca un simple texto antiguo sobre posturas y placer sexual. Sin embargo en este post vamos a centrarnos precisamente en el aspecto del kamasutra que precisamente lo ha hecho famoso: las mejores posturas para el placer femenino y masculino.

Siempre es recomendable antes de comenzar con estas posturas, realizar un correcto masaje Tantra que nos estimule y nos facilite la inmersión. Dicho esto, estas son las posturas del kamasutra mejor recomendadas:

El pretzel o lazo

Esta postura es como la postura del perrito pero de costado, y tiene la ventaja de una posición de estilo perrito (pudiendo penetrar de forma muy intensa), mientras que le permite mirar a los ojos de su pareja. Además, se pueden acariciar las nalgas y senos de su pareja, o incluso estimular directamente el clítoris durante la penetración. Se puede jugar con el ángulo de la penetración para conseguir más o menos placer o sensaciones ligeramente distintas.

posturas kamasutra

El om o loto

Esta postura es llamada Padmasana o loto en el texto original del Kama Sutra. La postura del om es útil cuando se quiere estimular el clítoris durante la propia penetración, moviéndose la chica contra su pareja en vez de con movimientos verticales. Si quieres probarlo sin penetración, también es una muy buena postura para obtener mucho placer frotando los genitales unos con otros.

La montaña mágica

Esta postura recuerda mucho a la clásica postura de la tijera, muy mitificada por ser supuestamente un favorito entre las parejas de lesbianas (aunque en realidad no sea así). Esta postura no es especialmente útil cuando se quiere una penetración profunda e intensa, pero permite ver a la pareja el cuerpo de la pareja desde unos centímetros de distancia. También es una postura genial para utilizar juguetes o vibradores.

El buen ex

Esta posición es una adaptación de la anterior, donde los amantes en vez de estar sentados están recostados. Las piernas de la pareja se cruzan entre sí formando una X, y en vez de penetración es recomendable girar hacia un lado y hacia otro. Las sensaciones son muy satisfactorias.

El puente

Esta postura es una adaptación de la postura del misionero (postura muy satisfactoria y que lamentablemente está muy infravalorada) donde la chica levanta las caderas creando un puente. El puente es una postura perfecta para la penetración profunda, pero requiere que ambos miembros de la pareja estén en buena forma. La razón es que la chica debe aguantar la postura del puente con sus piernas, o en el caso de que la diferencia de altura entre los miembros de la pareja sea notable, debe ser el chico quien sujete a la chica en esa posición con sus brazos.

Por último, si buscas experiencias similares, te recomendamos el masaje prostático que puede ser una experiencia similar a muchas de las posturas del Kamasutra anteriormente descritas.