Como hemos visto en anteriores posts el concepto de “masaje erótico” a veces puede ser algo confuso, etiquetando como masaje erótico a todo aquello que implique masajear el área genital de la persona.

Sin embargo, esto en algunos casos está bastante lejos de la realidad. Por ejemplo en el caso de los masajes tántricos lo que se busca no es la excitación sino el poder entrar en otro estado de consciencia y relación con nuestro cuerpo; y en el caso de los masajes prostáticos, aunque el objetivo sí es el orgasmo, se busca que el receptor también experimente qué se siente cuando ocurre una eyaculación sin orgasmo o cómo la próstata puede multiplicar el placer de un orgasmo. Sin embargo sí existen tipos de masajes eróticos que buscan la excitación y la fogosidad y nadie mejor que tu propia pareja para poder realizarlos.


Excitar a una mujer

chica blanco y negro

Si tu pareja es una mujer y sois una pareja heterosexual debes saber que para excitar a una chica debes ir poco a poco. A diferencia de los hombres, las mujeres no se excitan tan rápido ni tan fácilmente como ellos, y empezar lento es la clave para continuar con buen pie.

La excitación en una chica normalmente empieza en su mente para continuar en su cuerpo.

Aquello que excita mucho a un gran porcentaje de chicas es sentirse deseada y protegida por su pareja, así que empieza con unos abrazos, caricias y besos lentos, que son la mejor preparación del terreno posible para un masaje 100% excitante para una mujer. No te recomendamos que empieces por la zona genital ni los pechos, deja esas zonas para más adelante, cuando el ambiente ya esté un poco caldeado.

Para poder excitar a una mujer evita las prisas: quita la ropa poco a poco y por partes, masajea espalda, brazos y hombros antes de pasar a otras partes del cuerpo. Cuando el lenguaje corporal de la chica te lo pida sí que puedes empezar a masajear otras zonas de su cuerpo, usando aceites esenciales, estando los dos desnudos y acariciando suavemente las zonas erógenas de tu chica.


Excitar a un hombre

masaje erotico en pareja

Los hombres en cambio a nivel sexual funcionan de forma muy distinta. Los hombres se excitan más fácilmente que las mujeres y les gusta ser más participativos. Un hombre se excita fundamentalmente no con la mente sino con la vista y el tacto, y por tanto si quieres conseguir ponerlo a cien por hora haz a tu chico participativo de ese masaje: deja que te vea, que te toque, que sienta tu cuerpo sobre el suyo y en general hazlo partícipe de ese masaje para conseguir excitarlo y ponerlo a cien.


Expertas y expertos en masajes eróticos

En Santai somos expertas y expertos en masajes eróticos para hombres y mujeres. Si sientes curiosidad por experimentar lo que se siente con un masaje erótico de la mano de una/o de nuestras/os masajistas contacta con nosotros ahora.