Ejercicios de Kegel para contener la eyaculación precoz del hombre

Si hay algo que frustra a un hombre es que a su pareja le parezca que ha eyaculado demasiado pronto. Si es tu caso ¡no te preocupes! sigue leyendo y verás como con la técnica Kegel, podrás ponerle remedio muy pronto.

Ten en cuenta que los ejercicios de Kegel están destinados a permitirte retener la eyaculación durante más tiempo, no resuelven o al menos, no intentan resolver disfunciones orgánicas de mayor calado. En esos casos te sugerimos que consultes con tu médico de cabecera.

La pregunta más recurrente que se hacen los hombres con respecto al sexo es: ¿Cómo puedo hacer para aguantar la eyaculación durante más tiempo y poder satisfacer mejor a mi pareja?

¿Funcionan los ejercicios de Kegel?

Definitivamente sí. En un estudio realizado para el tratamiento de la eyaculación precoz, se seleccionaron hombres que habían tenido esta disfunción durante al menos 5 años. Después de 15 a 20 sesiones con los ejercicios Kegel, el 83% de ellos pudieron controlar la eyaculación de forma exitosa. 

Si entrenas con constancia el músculo pélvico, como cualquier otro músculo, este se desarrolla y fortalece. 

Para empezar, tienes que saber que todos los hombres, salvo disfunciones graves, pueden contener la eyaculación un tiempo más que suficiente para complacer a su pareja.

Así que tú también puedes, pon la técnica Kegel en práctica ¡y regresa a contarnos los resultados!

El tiempo, ese gran aliado del sexo

Ante todo, para lograr buenos resultados en cuestiones sexuales, necesitas tiempo. No sirve de nada ir con prisas, con ansiedad y mucho menos llegar a la cama con estrés. Tómatelo con calma, disfruta del camino, aprende con la práctica.

La ansiedad frustra y te encierra en un círculo vicioso del que cada vez te puede costar más desprenderte. 

Los ejercicios que te explicaremos a continuación son muy utilizados en las prácticas de sexo tántrico o en el masaje erotico, en las que la eyaculación no es el objetivo principal. Anímate y comencemos juntos a transitar el camino de la contención y de vivir el erotismo por el erotismo mismo, sin esperar resultado alguno.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel suponen una buena dosis de paciencia para dar buenos resultados. 

Si sigues los pasos que te damos a continuación, lograrás contener la eyaculación sin dificultad e incluso, como bonus track, ayudan a la superación de los problemas de erección y los de contención de orina, son útiles por tanto, para hombres y para mujeres.

El primer paso es reconocer el músculo pubococcígeo. Es aquel que forma el suelo de la cavidad pélvica y es el mismo que utilizas para controlar los esfínteres.  Este músculo se extiende desde el pubis hasta la espina dorsal, como si fuera una hamaca. 

¿Aún te cuesta reconocerlo? 

Cuando estés orinando, intenta retener la orina. Ese músculo que contraes y detiene la orina es el pubococcígeo.

Ejercicios Kegel paso a paso

Ejercicio inicial – Primera fase

  • Haz 3 series de 25 repeticiones cada una.
  • En cada repetición, sostén el músculo durante 2 a 3 segundos.
  • Relaja el músculo durante 2 segundos.

A los 7 días – Segunda fase

  • Haz 5 series de 25 repeticiones cada una.
  • En cada repetición, sostén el músculo durante 4 a 5 segundos.
  • Relaja el músculo durante 2 segundos.

Al cabo de 15 días – Tercera fase

Ejercicio inicial – Primera fase

  • Haz 7 series de 30 repeticiones cada una.
  • En cada repetición, sostén el músculo durante 5 a 7 segundos.
  • Relaja el músculo durante 2 segundos.
  • Contrae también los músculos del pene y del ano, si es posible al mismo tiempo. 

Todos los ejercicios son diarios y han de hacerse sin necesidad de contener la respiración. 

Al cabo de 30 días – Cuarta fase

Ahora sí, ya estás listo para masturbarte y cuando sientas cerca el orgasmo, presiona el músculo pubococcígeo con fuerza, aprieta los muslos y contráelo.

Al cabo de 60 días estarás preparado para ponerlo en práctica con tu pareja. Hazlo de forma pausada, hasta que logres sentirte seguro de ti mismo y seas un experto en contener el orgasmo. Tú vas a disfrutar mucho más y por tanto, harás que tu pareja también.

Recuerda, constancia y voluntad son las claves que te llevarán al triunfo. ¡Y no exageres en la ejercitación pues solo lograrás fatiga muscular!

¿Has probado los ejercicios de Kegel? ¡Cuéntanos los resultados!