A la hora de dar un masaje erótico debemos orientarlo de forma distinta si la persona que lo va a recibir es un hombre o una mujer. En SantaiMasajes tenemos muy claro que los masajes eróticos se deben practicar de forma totalmente distinta dependiendo del sexo de la persona. Además cada persona tiene también sus propios gustos personales en lo que respecta a su cuerpo y su sexualidad, así que lo primero que debemos hacer es escuchar las peticiones o los gustos de quién vaya a recibir el masaje. En artículos anteriores repasamos las zonas erógenas del hombre y las zonas erógenas de la mujer. Estos dos artículos nos pueden ayudar a saber cómo orientar correctamente un masaje dependiendo de si es un chico o una chica la que lo recibe.


Masajes eróticos a un chico

chico sexy masaje

Cuando damos un masaje erótico a un chico debemos tener en cuenta que, si no nos dicen lo contrario, los chicos son siempre más partidarios del contacto directo, del cuerpo a cuerpo y de ser estimulados mediante la vista y el tacto. Además un chico siempre se excitará más fácilmente que una chica.

Por dónde empezar el masaje erótico al chico

Deberemos empezar por las zonas erógenas secundarias mencionadas en el artículo anterior, es decir, las zonas del cuerpo que aunque no provocan el orgasmo, sí promueven las sensaciones de placer y excitación. La líbido de los chicos normalmente se dispara si masajeamos los pectorales, la espalda, el vientre y la zona abdominal y para terminar la zona del cuello y los labios. Cuando queramos pasar a un masaje más directo nos dirigiremos a la zona perianal, el escroto, y el pene. Recuerda también que los hombres se excitan viendo y tocando, así que mientras dure todo el masaje disfrutarán mucho más si se les deja acariciar y ver el cuerpo de la otra persona (ya sea chico o chica).


Masajes eróticos a una chica

chica sexy masaje

Como vimos las chicas son mucho menos impulsivas y para llegar a excitarse necesitan algo más que ver y tocar. En general deberemos ser más sutiles y sinuosos, al menos al principio del masaje, para que la chica se excite.

Por dónde empezar el masaje erótico a una chica

Las chicas normalmente se mueven mucho más mediante la mente. Si puedes estimular la mente de una chica seguramente se te abrirán las puertas a poder estimular su cuerpo, pero no al revés. Una chica, como vimos en el artículo anterior, se excita mediante las caricias en los labios, el cuello, los pechos, las nalgas y la parte interna de los muslos. Empezar poco a poco y dar mucha importancia al tacto y menos a la vista es clave para provocar excitación en una mujer. Cuando creamos que se encuentra excitada podremos pasar a las zonas erógenas primarias, como son la vulva y los pezones, aunque sin ir directamente a ellos sino mediante aproximaciones sinuosas.