Tips y Consejos para hacer masajes a una mujer

Hacer masajes a una mujer puede significar desde un método para aliviar el estrés y las tensiones de un día largo de trabajo hasta como juego previo a la actividad sexual. Sí, un simple masaje dado de la manera correcta y con tan solo hacer que ella lo disfrute puede hacer que la intimidad como pareja mejore notablemente. Así que no te pierdas estos consejos para hacer masajes eróticos a una mujer.

Debes tener en cuenta antes que nada de asegurarte de que lo que haces está consentido por tu pareja a la hora de ser completamente con un objetivo sexual. Mantenla cómoda con los estímulos necesarios durante todo el masaje y siempre debes parar si en algún momento ella lo pide.

  • Comienza creando una atmósfera en la habitación que haga sentir a tu pareja de manera agradable incluyendo una iluminación con velas, inciensos con sus olores favoritos y ese tipo de cosas que harán que ella entre en modo de relajación.
  • Debes tomarte el tiempo que ella se merece extendiéndote lo más que puedas de la cabeza a los pies estimulando así la respuesta sexual de la mujer.
  • Hazlo de la manera más suave que puedas. Un masaje suave hace que en el cuerpo de tu pareja se liberen hormonas las cuales la relajan de sobremanera además de promover la excitación sexual incluso hasta el punto de estimular a un orgasmo.
  • En la zona de la espalda realiza movimientos largos de arriba hacia abajo. Acércate al cuello y las orejas y susúrrale para excitarla.
  • Hay mujeres que no se excitan si no las besas; si es el caso de tu pareja, hazlo sin ninguna duda.
  • Cuando llegue el momento de tenerla boca arriba, acaricia sus senos por la parte exterior de forma suave y sensual. Puedes besar suavemente sus pezones mientras lo haces.
  • Frótale firmemente la planta de los pies para relajarla instantáneamente sin necesidad de permanecer mucho tiempo haciéndolo.
  • En la zona de los brazos puedes ir pellizcando con tus dedos apretando ligeramente y poco a poco hasta llegar a las manos y de vuelta. Trata de no ser muy brusco con estos pellizcos para no provocar ninguna molestia.
  • En las piernas una serie de golpecitos suaves con las superficies de tus manos y los dedos juntos harán que el nivel de excitación de ella se vayan elevando a otro nivel.
  • La piel de su cuello es muy sensible, y cada caricia que le hagas acompañadas de unos delicados besos llenarán de placer todo su cuerpo; por ende lo mejor es que le dediques un buen tiempo de excitación a esta zona.
  • Unos pícaros susurros o besos en la zona de sus orejas también la excitarán. No olvides que los lóbulos son parte de piel muy suave y que se estimulará todo su cuerpo si los masajeas de la manera correcta con los labios o la lengua.
  • Como consejo extra: para asegurar la el éxito, un baño con aceites aromáticos justo antes del masaje la hará relajarse totalmente y prepararse para la intimidad.

Cómo pudiste notar en distintos puntos, si sigues correctamente estos útiles consejos no te hará falta de mucho más para eliminar su estrés o para que esté a punto para llevarla a la cama y gozar de sobremanera. El cuerpo de las mujeres merece de todo el amor que le podamos dar.

La mejor forma de hacer un masaje a una mujer 

La mejor forma de comenzar es desde sus hombros, de esta manera podrás bajar hasta su cuello y dar el tiempo y el estímulo que éste merece para luego pasar a cada uno de sus brazos. Cuando regreses, ve de nuevo a su cuello para moverte poco a poco a su espalda baja realizando círculos sin demasiada presión. Cuando llegues a su espalda baja, utiliza la misma técnica que en los brazos.

Colócala boca arriba y comienza por las ojeras utilizando tu boca para luego ir directamente hacia la de ella. Ve dándole suaves besos hacia su cuello para bajar hasta los senos y acariciarlos; pasa directamente a masajear sus piernas y terminar con la planta de los pies.

Si le das el masaje correctamente debería tomarte aproximadamente unos 45 minutos para conseguir que tu pareja esté completamente relajada.