En artículos anteriores hemos aprendido las claves para poder dar un masaje erótico de la forma más completa, prestando atención a aspectos como la importancia de la luz para un masaje, el olfato y la relajación, cómo preparar una habitación para dar un masaje erótico y las zonas erógenas del cuerpo del hombre y la mujer.

En el artículo de esta semana vamos a explicarte de forma completa cómo realizar un masaje erótico, desde el principio hasta el final del proceso, resumiendo los artículos anteriores y poniéndolos en práctica.


Prepara el terreno

Deberías escoger la habitación de la casa que sea más silenciosa. Procura también seguir las normas que describimos en artículos anteriores sobre iluminación, temperatura y aromas, que serían las siguientes:

  • Una temperatura agradable es obligatoria para que la persona que va a recibir el masaje erótico pueda estar desnuda sin pasar frío ni calor. Entre los 22 y los 26 grados es un rango en el que la mayoría de gente se siente cómoda.
  • La iluminación debe ser ténue y dando prioridad a las luces del espectro rojo y anaranjado. Como vimos en nuestro post de iluminación esas tonalidades son las que incitan a la relajación.
  • Coloca incienso o aromas que inciten a la relajación. Como vimos en nuestro post anterior, algunos de ellos son la lavanda, el jazmín o la vainilla.

Realizando el masaje

Para realizar un buen masaje erótico es indispensable el uso de geles o aceites que consigan que las manos se deslicen de forma suave a través del cuerpo de la otra persona. Recuerda que si quieres usar preservativos a posteriori, los aceites dañan y rompen el látex de forma casi instantánea.

Recomendamos realizar un masaje de cuerpo completo, empezando por una parte del cuerpo y centrándonos en un sólo lugar a la vez.

Por ejemplo es muy buena idea empezar el masaje por los pies, masajeando de forma muy suave cada uno de los dedos, para continuar por las piernas, subir al abdomen y la espalda, los brazos y finalmente centrarnos en los órganos sexuales.

aromas en el masaje erotico


Consiguiendo el orgasmo

orquidea

Como último paso en el masaje erótico, y después de haber masajeado completamente el cuerpo de nuestra pareja, pasaremos a acercarnos de forma suave y lenta hacia los genitales.

El orgasmo en una chica

En el caso de que quien reciba el masaje sea una chica debemos acercarnos a los genitales lentamente, sin tocar directamente el clítoris. Acariciar el monte de Venus, los labios menores y mayores, para finalmente masajear el clítoris y el punto G femenino, en la parte superior de la entrada de la vagina.

El orgasmo en un chico

Si se trata de un chico quien recibe el masaje, es aconsejable empezar masajeando los testículos y la base del pene, para continuar masajeando el pene hasta el orgasmo. Si el chico lo desea también es muy recomendable masajear la próstata para un extra de placer.