Errores fatales que los hombres cometen en el sexo

Son muchísimos los hombres que se creen los mejores amantes del mundo y cuando la mujer los deja por otro, se sorprenden y se preguntan ¿pero cómo puede ser? ¡si hago el amor de maravilla!

Pues chicos, os tenemos una mala noticia. No siempre sois los mejores amantes del mundo y muchas veces cometéis tantos errores en el sexo, que nos dejáis totalmente insatisfechas.

La mayoría de las mujeres tenemos un sentido muy refinado y discreto del sexo. No siempre os decimos explícitamente que algo no nos produce demasiado placer o que directamente no nos gusta, para no haceros sentir mal. Pero…y siempre hay un pero, cualquier error que cometáis puede llegar a significar la pérdida total e irrecuperable de nuestra pasión durante el acto sexual. Tan es así que, si esos errores se repiten, pueden costaros la continuidad de la relación.

Atentos chicos, para que nunca cometáis los siguientes tres errores catastróficos, os vamos a contar cuáles son.

Tres principales errores que NUNCA debéis cometer en el sexo

¿Te gusta? ¿Te gustó?

No, por favor. ¡Esa pregunta debería estar prohibida por ley! Es la pregunta más corta rollos que existe para una mujer mientras está disfrutando del sexo o cuando ya ha acabado el acto sexual.

Lo mejor es que si no os sale un “te amo”, un “te quiero” o alguna frase original y bonita, permanezcáis con la boca cerrada. Si os dedicáis a escuchar la respiración de vuestra pareja o sus gemidos, si algo no le gusta, no hace falta que lo preguntéis porque lo sabréis de inmediato.

Es tan funesto ese: “¿te gustó?” que incluso puede arruinar el sabor que pudo haber dejado el mejor sexo, aún mucho rato después de haberse terminado.

El clítoris no es un juguete

Si vais a dedicaros a estimular el clítoris, informaros antes de su anatomía, de su fisiología  y de cuál es la técnica adecuada para producir gozo sexual  en vuestra chica.

En él se concentran los nervios que brindan placer y de momento, es la única misión que se conoce del clítoris: dar satisfacción sexual a la mujer. 

Se trata de un órgano hipersensible que, si lo sabéis tocar correctamente, nos hace sumergirnos en el más profundo éxtasis celestial, pero es, al mismo tiempo, algo tan tremendamente delicado que del cielo podemos pasar al infierno en un abrir y cerrar de ojos.

Puede sonar a una verdad de Perogrullo, pero el clítoris no es un pene que se pueda frotar sin medida y con pasión desenfrenada.

No seáis bruscos ni actuéis sobre él rápidamente. Acariciadlo con suavidad y poco a poco, comprobad a cada momento si vuestras acciones están causando el placer deseado o, si por el contrario, habéis bloqueado en vuestra pareja cualquier tipo de sensación placentera.

Los pechos no son globos

Los pechos femeninos son una de las partes más sensibles que tenemos las mujeres y sabemos que os apasionan. 

Si bien no son tan delicados como el clítoris, por favor, acariciadlos también con suavidad. No los apretéis como si de globos o pelotas se tratasen y no tiréis con la boca de los pezones con brusquedad. Lamedlos, besadlos y jugad con ellos con toda la pasión que deseéis, pero con mimo.

Si sabéis poner el adecuado erotismo a la hora de jugar con nuestros pechos, os aseguramos que nos volveréis locas, porque las caricias en ellos nos encantan tanto como a vosotros.

Sea como sea, sabemos que actuáis de buena fe y deseando complacernos, pero… lamentablemente eso no lo es todo. Si no tenéis el cuidado suficiente y cometéis muchos errores en el sexo, es posible que un día cualquiera, sin que siquiera hubieseis podido imaginarlo, os habréis levantado de la cama y caeréis en la cuenta de que vuestra chica ha desaparecido para siempre.

Y tú, ¿conoces algún otro error fatal que los hombres cometen en el sexo?